10 reglas básicas para el cuidado de pieles acnéicas.

La piel con tendencia acnéica puede presentarse en hombres y mujeres en distintas etápas de la vida y con distinta severidad, aunque con mayor frecuencia los brotes acnéicos se presentan durante la adolescencia (acné juvenil) podemos encontrar otros tipos de acné en edades más avanzadas.

“Constancia” es la clave del  éxito de cualquier tratamiento cosmético

Hoy destacamos 10 reglas básicas para el cuidado de las pieles acnéicas que os serán útiles en cualquier caso:

1. Higiene diaria para retirar el exceso de sebo e impurezas. Geles o espumas para aclarar con agua serán los más indicados.

2. Prohibido tocarse los granos o espinillas si queremos evitar que la lesión acnéica de paso a una cicatriz.

3. Prescindir del uso de exfoliantes en las zonas donde haya granitos, además de exacerbar aún más la producción de grasa con el masaje, podemos agrabar la ligera infección.

4. Utilizar mascarillas absorbentes y purificantes. Este tipo de mascarillas suelen contener arcillas (kaolin) astringentes que desincrustan la suciedad y el exceso de sebo albergado en los poros dilatados de las pieles grasas.

5. Hidratar la piel a diario con emulsiones o fluidos hidratantes no comedogénicos que aporten agua a la piel, al tiempo que regulan la secreción sebacea y matifican la zona T (frente, nariz, mentón).

6. Completar el tratamiento con productos renovadores, antiinflamatorios y antibacterianos que mejoren la calidad de la piel y minimicen la aparición de cicatrices y marcas postlesión.

7. Proteger la piel de la radiación UV. El sol es un falso amigo de las pieles con acné, favoreciendo la aparición de manchas hiperpigmentadas y produciendo un efecto rebote posterior al aumentar la  producción de sebo. Elige un fotoprotector adecuado para pieles grasas y de alta o muy alta protección.

8. En el caso de las mujeres emplear maquillajes específicos. Todas las marcas de maquillaje cuentan con línea oil-free especialmente indicada para pieles grasas.

9. Beber abundante agua y seguir una dieta equilibrada, rica en frutas, verduras y moderada en la ingesta de grasas y azúcares. Una piel bien hidratada, con el aporte suficiente de vitaminas y minerales antioxidantes y ác. grasos insaturados es más resistente y se recupera mejor de cualquier patología.

10. Los tratamientos cosméticos pueden ser la solución en casos de acné leve a moderado, para casos más severos se hace necesario un tratamiento médico determinado por el dermatólogo, aunque la cosmética sea imprescindible como coadyuvante.

Dudas, consultas, aclaraciones… Farmacosmetica.net o en el blog, dejanos tu comentario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.