5 claves para tratar y mejorar el aspecto de las cicatrices

Tras una operación quirúrgica o un accidente inesperado pueden quedar cicatrices como resultado del corte o desgarro en la piel. Esa discontinuidad en el epitelio es rellenada por tejido conectivo de forma más o menos homogénea, en función de diversos factores: la profundidad del corte, el origen de la lesión, su localización, la edad del paciente, su estado de salud o incluso factores genéticos.

Estas marcas en la piel pueden ser de muy diversa severidad y desencadenar diferentes problemas en el paciente no sólo a nivel estético, sino también funcional o psicológico. Es importante recordar que una herida no se convierte en una cicatriz hasta que no está totalmente cerrada.

Los expertos coinciden en señalar que existen diversas claves, consejos generales y fáciles de seguir que pueden contribuir de forma decisiva a que la recuperación sea más rápida y saludable:

1. Evitar la formación de costra. Limpiar la zona de la herida con agua y jabón para evitar la costra, simplemente es sangre seca y caldo de cultivo para posibles infecciones. Además, tira de los bordes de la herida, lo que causa daños donde esté localizada.

2. Protección solar 50+. La radiación ultravioleta puede pigmentar la zona de la cicatriz, además contribuye a la deshidratación de la misma, lo que tampoco favorece una correcta cicatrización. Geles o sticks son muy cómodos para aplicar sobre la cicatriz una vez que la herida está cerrada.

Avène Stick Zonas Sensibles SPF 50+

3. Mantener una hidratación adecuada. Cremas, aceites (rosa mosqueta) o vendajes que mantengan el grado adecuado de hidratación en la zona para favorecer una cicatrización más saludable y homogénea.

Repavar Aceite Puro de Rosa Mosqueta

4. Masajes adecuados al estado e inflamación de la cicatriz. Las cicatrices hay que movilizarlas en los primeros días a efectos de evitar que se produzcan adherencias. El masaje adecuado a cada caso debe venir asesorado por el profesional sanitario especialista.

5. Aplicación de apósitos adhesivos o geles de silicona capaces de prevenir la formación de cicatrices hipertróficas o queloides.

Dermatix Gel de Silicona

Con estos cuidados pretendemos suavizar y aplanar la cicatriz, reducir su coloración y aliviar la sensación de dolor o picor que en algunos casos presenta el proceso de cicatrización.

Lo importante es actuar a tiempo para que la recuperación sea más rápida y saludable. Con las cicatrices no podemos perder tiempo, cuanto antes nos pongamos manos a la obra más favorables serán los resultados.

¡Feliz semana!

Farmacosmetica.net

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.