Aceite de argán 100% puro: un tesoro para la piel y el cabello

En las zonas más áridas y semi-áridas de Marruecos (suroeste) crece el árbol de argán, se trata de una especie extraordinariamente resistente a los climas secos y áridos. Puede soportar temperaturas que van de 3º a 50° Cs, y se conforma con precipitaciones muy bajas.

El árbol de argán puede vivir 200 años, incluso puede extenderse hasta los 250 años según revelan algunos estudios. Estas cualidades le confieren extraordinarias propiedades que explican los múltiples usos del árbol de argán por la población local, siendo una de las especies de esta zona de mayor interés agrícola: las mujeres bereberes lo utilizan con fines cosméticos, dietéticos y terapeúticos; al tiempo que sus hojas resultan muy apetecibles para el ganado.

Hoy nos ocupa el uso del aceite de argán en la piel y el cabello, para lo cual es importante conocer su procedencia, así como el método de extracción que garantice sus propiedades cosméticas y terapéuticas.

Hacia el mes de mayo el árbol de argán comienza a dar sus frutos, los cuales son recolectados hasta el mes de agosto y secados al sol durante varios días. Seguidamente se extrae la pulpa de la dura cáscara de estas semillas, conocidas como “nuez de argán”.

 

original_argan

 

En el interior de estas nueces se esconden las almendras portadoras del aceite de argán, recogido tras su extracción en frío mediante procesos tradicionales que no comprometen las propiedades del mismo.

Conocido todo esto, ahora sí podemos hablar de las beneficios cosméticos del aceite de argán 100% puro:

  • Hidratación intensa de las pieles más deshidratadas.
  • Prevención de la aparición de arrugas.
  • Protección de la piel frente a la radiación solar.
  • Aumento de la resistencia de cabello y uñas frente a las agresiones del medio externo.
  • Acción fungicida y bactericida.

Además, por sus propiedades regeneradoras y cicatrizantes es muy  útil en patologías como psoriasis, dermatitis atópica, quemaduras solares, cicatrices de varicela y postacné, sabañones, post tratamiento láser o peeling para regenerar la piel agredida, antiestrías, reafirmante, anticelulítico o para cicatrices recientes.

Es importante el detalle que al tratarse de un aceite seco, no comedogénico, puede utilizarse también en pieles grasas.

 

hidratación_cabello_argan

 

En cuanto al cabello, le proporciona brillo y resistencia, incluso al más seco y estropeado. En uñas se utiliza como tratamiento reparador, al tiempo que las cutículas pueden ser las grandes beneficiadas con la utilización de este aceite.

 Hay que destacar que el aceite de argán tiene un alto poder de penetración, lo que hace que se absorba con rapidez y sin manchar.

Todas estas propiedades se las confiere su alta concentración en sustancias antioxidantes (polifenoles, carotenoides, tocoferoles), ácidos grasos esenciales de alta calidad y fitoesteroles.

Entre mis preferidos está, sin duda, el Aceite de argán 100% Puro de Sehaqui. Desde un primer momento fué amor a primera vista: textura, olor, absorción… superado con nota!

 

sehaqui-aceite-de-argan-100-puro-50ml

 

Farmacosmetica.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.