¡Belleza a bocados!

La dieta es una parte vital de los rituales de belleza. En cápsulas o con cuchillo y tenedor, la ingesta adecuada de vitaminas, minerales y oligoelementos son los mejores aliados de la belleza.

Algunos alimentos pueden ayudarnos a tener la piel más firme, el pelo más brillante y las uñas más resistentes. 
Una dieta variada y equilibrada es el mejor aliado para nuestra piel, cabello y uñas
Ya os he hablado en otras ocasiones de los antioxidantes, esas moléculas capaces de unirse a los radicales libres, aportándoles lo que buscan para que dejen de incordiar a las células.  Los podemos encontrar en muchos alimentos: beta-caroteno, licopeno, vitamina C, vitamina E, taninos, polifenoles, isoflavonas, azufre, selenio, zinc, cobre, coenzima Q, catequinas…
También podemos encontrar complementos nutricionales que contengan antioxidantes, productos  que pueden ser un apoyo excelente, probado y seguro, que contrarresten los efectos negativos de los radicales libres que generamos de forma constante, naturalmente por el propio metabolismo o motivados por agresiones del medio ambiente, como por determinados hábitos poco saludables (alta exposición a las radiaciones ultravioleta, tabaco).
Comenzamos un repaso de esos Superalimentos y todas sus ventajas:
            Frutos rojos y frutas del bosque. Deliciosas frambuesas y fresas, muy bajas en calorías y repletas     de vitamina C. Arándanos, grosellas y moras, incorporan una potente acción antiradicales libres.
         Té verde. Rico en catequinas, es un poderoso antioxidante a nivel celular. Además tiene efecto        diurético y drenante, lo que ayuda a evitar la retención de líquidos y a mejorar el metabolismo de las grasas.
        Ácidos grasos Omega 3 y Omega 6. Salmón, sardinas y nueces son una fuente excelente. Juegan un papel fundamental en la cohesión de la barrera epidérmica, mejorando su estructura y funcionalidad.
         El Agua. ¡Imprescindible!. No sólo para hidratar la piel, sino también para asegurar un correcto intercambio celular, mejorar la circulación y eliminar toxinas.
         Zanahorias, lácteos desnatados, melón, yema de huevo. Todos son ricos en vitamina A, conocida como una de las vitaminas epitelizantes contribuye al desarrollo celular de piel, mucosas, pelo y uñas. Además, por su potente acción antioxidante, actúa frente a radicales libres evitando el envejecimiento celular y  favoreciendo  la acción del sistema inmunitario frente a posibles infecciones en la piel.
         Aceite de oliva, frutos secos, espinacas, semillas y cereales integrales. Por su alto contenido en vitamina E protegen la integridad de la membrana celular, evitando  la oxidación y el envejecimiento de la piel y mejorando la función del sistema circulatorio.
         Probióticos. Al equilibrar la flora intestinal, contribuyen también a mejorar la piel y potenciar su luminosidad.
         Chocolate negro. Temido por la gran cantidad de grasa y azúcar que contiene, su consumo moderado ofrece numerosos beneficios. Al poseer propiedades antioxidantes, el cacao presente en el chocolate ayuda en la prevención de enfermedades degenerativas, además de tener efectos beneficiosos para el corazón.
Una forma excelente de asegurarse una dieta variada es procurar que los platos tengan la mayor cantidad de colores posible. La gran mayoría de estos agentes antioxidantes son los responsables de la coloración de los alimentos que los contienen, así a mayor policromía, mayor será también la diversidad de nutrientes.

 

1 comentario

  1. Anónimo   •  

    genial, el te verde me va genial, y el chocolate negro me activa y me ayuda a concentrarme también !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.