Chicos

La piel del hombre tiene unas características diferentes a la de la mujer, es más gruesa, más grasa y tiene un pH más ácido. El afeitado ocasiona una agresión continua, que la irrita y deshidrata. Debido a estas características existe mayor predisposición a la aparición de granitos e irritación.

El cuidado de la piel masculina pasa por tres pasos básicos: la limpieza, el afeitado y la hidratación:

-La limpieza la haremos con un gel o una espuma de higiene facial, en la ducha o en el lavabo para aclarar con agua tibia; como resultado, una piel limpia de impurezas  preparada para el afeitado. La utilización de un producto exfoliante una o dos veces por semana, como complemento a la limpieza facial, nos ayudará a retirar las células muertas y a liberar el pelo de la barba para un corte perfecto.

-Para el afeitado, podemos elegir una textura en espuma que envuelva la barba con suavidad, mayor frescura la de un gel o la clásica crema. Piel seca, grasa o sensible; para cada tipo de piel encontramos el producto más adecuado . Invertir en un buen producto de afeitado es fundamental, aquí los resultados son inmediatos y a largo plazo vuestra piel os lo agradecerá. Menor irritación, mayor suavidad, menos granitos son el resultado de utilizar un producto de calidad.

-Tras el afeitado, al menos, hay que calmar e hidratar la piel. Las clásicas lociones que utilizaban nuestros abuelos y acompañaban de un palmeteo, necesario para soportar el escozor que les producía el alcohol que contenían pasaron a la historia. Ahora, las lociones y los bálsamos para después del afeitado son emulsiones que contienen agentes calmantes, suavizantes e hidratantes.

Avène Hombre, gama para el afeitado de pieles sensibles
Descubre en Farmacosmetica.net una gran variedad de productos exclusivos para el cuidado de la piel del hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.