Correctores: función, colores y como utilizarlos

Al realizar un maquillaje los correctores son nuestros mejores aliados si queremos despedirnos de rojeces, granitos, ojeras, manchas o pequeñas imperfecciones. La mayoría son productos en barra, lápiz o pincel que nos ayudan a camuflar, debajo de la base de maquillaje, aquella imperfección que queremos disimular.

Existen distintos tonos de corrector, pero los más habituales y que nos pueden ayudar a cubrir todo el abanico cromático son amarillo, coral y verde.

Cada color es capaz de camuflar su color opuesto si nos remitimos a una tabla cromática. Ese círculo que habréis visto en multitud de ocasiones y donde aparecen los colores primarios: rojo, amarillo y azul, junto a sus derivaciones más próximas. Y como una imagen vale más que mil palabras, aquí os dejo una muestra.

Es muy sencillo, en el primer círculo podéis ver como el color rojo se enfrenta con el verde, luego las imperfecciones rojas tales como granitos, manchas o cicatrices que tengan un exceso de pigmentación rojiza las cubriremos con un corrector verde.

Avène Couvrance Stick Corrector Verde
En el segundo círculo encontramos enfrentados el color azul con el naranja. Así podremos corregir las ojeras, manchas solares hiperpigmentadas o pequeñas venitas con un exceso de pigmentación azulada con el corrector coral. Este producto es ideal para utilizar en pieles muy morenas.
Avène Couvrance Stick Corrector Coral
Y por último, el tercer círculo representa el color morado enfrentado al amarillo. Ojeras muy intensas, hematomas o imperfecciones con un exceso de tono violáceo.
Avène Couvrance Stick Corrector Amarillo
Independientemente del color o la zona del rostro donde vayamos a aplicar el corrector, la manera de hacerlo es la misma. Sobre la piel limpia e hidratada, aplicamos una pequeña cantidad del producto a toquecitos. Lo podemos hacer con la ayuda de un pincel fino adecuado o  delicadamente con la yema del dedo, nunca arrastrando, siempre a toquecitos para que el producto penetre y se fije correctamente sobre la zona que queremos corregir.
A continuación, se aplica la base de maquillaje con la precaución de no arrastrar el producto corrector que hemos aplicado previamente. Dando pequeños toques, podemos ayudarnos de una brocha para aplicar el maquillaje fluido o una esponja si nuestro maquillaje es compacto.
Espero haber aclarado algunas dudas sobre los correctores, en cualquier caso, siempre podéis consultarme situaciones más particulares y estaré encantada de ayudaros.
Y vosotras, ¿cómo utilizáis el corrector?…

2 comentarios

  1. Raquel Aguado   •  

    Laura, si aplicas la base de maquillaje sobre el corrector sin arrastrar, dando toques con la esponja o la yema de los dedos no perderás producto. Seguidamente sobre el maquillaje aplicaríamos los polvos para fijar y regular los brillos. Así conseguirás camuflar perfectamente esas imperfecciones con la mínima cantidad de cada producto, obteniendo un resultado más natural.
    Un abrazo!

  2. Laura Gomez   •  

    Utilizo el corrector verde para las manchitas rojas en la prebase. Lo fijo con unos toques de polvos para que cuando ponga la base no se pierda producto.
    Es correcto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.