El elixir de la eterna juventud: colágeno, ác. hialurónico y antioxidantes

Son muchos los productos que tenemos en farmacia con alguno de estos compuestos, combinados o aislados en diversas fórmulas que indican aportar grandes beneficios a diversos tejidos: huesos, articulaciones, cartílagos y piel.

Huesos fuertes, articulaciones ágiles, cartílagos flexibles, piel joven… Si existiera el elixir de la eterna juventud, ¿no sería algo así?. Lejos de prolongar la esperanza de vida, el colágeno, el ácido hialurónico y los antioxidantes son moléculas activas en el organismos que forman parte de nuestros tejidos y de forma natural dejan de producirse e incluso se van modificando con el paso del tiempo.

El colágeno es la proteína más abundante de nuestro cuerpo y un componente esencial de los huesos, ligamentos, tendones, cartílagos y piel. También forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea ocular, dentina, encías y cuero cabelludo, así como del tejido conectivo que envuelve y protege nuestros músculos y órganos vitales.

Con el paso del tiempo, la producción de esta proteína por parte de las células que la generan se reduce. En torno a los 40 años producimos la mitad de colágeno que en la adolescencia, con el consecuente envejecimiento y pérdida de flexibilidad de los tejidos de los que forma parte. Este envejecimiento puede ralentizarse mediante una dieta rica en esta proteína o añadiendo algún complemento que lo contenga.

El ácido hialurónico es un polisacárido de textura viscosa, presente principalmente en la estructura de cartílagos, articulaciones y piel. Además, forma parte del tejido conjuntivo de numerosos órganos. La pérdida de ácido hialurónico con la edad es aún más marcada, se calcula que a los 50 ya hemos perdido un 50% de lo que teníamos a los 30, la producción de esta molécula disminuye y no es capaz de reponer las cantidades que se van reabsorbiendo. Son pocos los alimentos que estimulan la producción de ácido hialurónico de forma natural por el organismo, luego son de utilidad complejos nutricionales que ya incluyen este activo en su composición.

Los antioxidantes tales como vitaminas (A,C,E), minerales (Selenio, Manganeso, Zinc), polifenoles (resveratrol)… actúan a nivel celular, evitando su oxidación y la producción de radicales libres involucrados en el envejecimiento.

Fórmulas extraordinarias, o no, necesitan ir acompañadas de un estilo de vida sano, dieta equilibrada y ejercicio físico regular para lograr cumplir sus beneficios.

Farmacosmetica.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.