Fotoenvejecimiento: el principal enemigo de nuestra piel

Pasamos nuestra vida adulta luchando por no envejecer, utilizando potentes cosméticos, intentando llevar una vida saludable, una alimentación equilibrada, tratamientos estéticos que intenten frenar y restaurar los signos del paso del tiempo… Y sin embargo, ¿no protegemos nuestra piel adecuadamente del sol?.

Salud y Sol con moderación, la pareja perfecta

Parece un contrasentido, ¿verdad?. Cuando sabemos que el factor que tiene mayor peso en el envejecimiento cutáneo, sumado al propiamente cronológico (paso del tiempo), es la exposición a la radiación ultravioleta. Vamos, que llega el verano y nos ponemos como locas a tomar el sol para lucir un bonito tono bronceado lo antes posible, sin pensar en las consecuencias que esto puede tener en nuestra piel. Para luego comenzar con cosméticos antiarrugas, reafirmantes, antimanchas, iluminadores del tono, curas de hidratación que mejoren al máximo el aspecto de nuestra piel.

Fotoprotector, el cosmético imprescindible
El gran problema es, que cada minuto de sol en exceso va dejando una pequeña huella, que en el mejor de los casos puede desencadenar nuevas manchas en nuestra piel o acentuar nuevas arrugas, falta de firmeza o falta de luminosidad. Las consecuencias más graves del abuso del sol llegan con el melanoma, conocerlo es el mejor estímulo para su prevención.

La protección solar debe aplicarse durante todo el año, sobre todo en aquellas personas que pasan mucho tiempo al aire libre, en pieles especialmente reactivas a la exposición solar, determinadas circunstancias hormonales (ej. embarazo) o tomando medicamentos que puedan ser fotosensibilizantes.

Fotoprotección Isdin
Muchos de los cosméticos actuales incluyen filtros de protección solar en mayor o menor medida. Cremas, maquillajes que también nos protegen del sol, pero con un índice medio alto que en ocasiones no es suficiente. Dentro de nuestra rutina diaria de belleza, junto a serums, cremas y otros tratamientos más específicos deberíamos incluir nuestro protector solar, el más adecuado a nuestro tipo de piel y que mejor se adapte a nuestras necesidades (fototipo). Pensadlo bien, todo son beneficios, con un sencillo gesto podemos prevenir importantes enfermedades de piel y además retrasar el envejecimiento cutáneo. Estoy segura que muchas de vosotras ya os habéis puesto en guardia frente al fotoenvejecimiento.

¿Alguna voluntaria para contar su experiencia?

Farmacosmetica.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.