Imprescindible tomar medidas para acabar con la costra láctea

 

Para las que ya sois mamás seguramente conocéis lo que es la costra láctea, para las que no o las recién llegadas, deciros que se trata de un tipo de dermatitis seborreica típica en el recién nacido, que suele aparecer durante las primeras semanas de vida y puede prolongarse en los primeros meses. Esta reacción de la piel del recién nacido cursa con un exceso de secreción sebácea, acompañada de un proceso descamativo a modo de placas de caspa amarillenta fuertemente adherida al cuero cabelludo. 
La descamación también puede aparecer en cejas, frente o en otras zonas del rostro aunque esto sea menos frecuente.
La costra láctea resulta de la alteración de la composición de la piel de estas zonas tras el cambio tan brusco en la alimentación del bebé. Pasar de la alimentación intraútero, a una alimentación exclusivamente láctea  muy rica en ácidos grasos, es capaz de ocasionar por algún tiempo los síntomas que os describo.
Hay diferentes grados de severidad de costra láctea, pero mi consejo es ponernos manos a la obra lo antes posible. Utilizando productos específicos e intentando levantar dicha descamación con suavidad sin darle tiempo a que esté ya muy instaurada.
Tradicionalmente, se han utilizado productos sobregrasos como la vaselina pura o el aceite de oliva para emulsionar dichas escamas y ayudar a levantarlas. El gran inconveniente de estos productos es que después de varios lavados el cabello del bebé aún sigue desprendiendo grasa.
Afortunadamente ahora tenemos productos altamente eficaces, que actúan con suavidad y su cosmética es excelente. En absoluto dejan residuo graso en el cabello y generalmente, con pocas aplicaciones solucionan el problema.
AvènePediatril Gel Costra Láctea. Un gel ligeramente transparente que se aplica sobre la costra 30 minutos antes del baño con un ligero masaje. Luego se retira lavándolo suavemente con el champú del bebé.
KelualEmulsión Dermatitis Seborreica Costra Láctea. Emulsión ligera que se aplica suavemente sobre la zona a tratar. Después retiramos con el producto de higiene adecuado.
Las cabecitas de nuestros pequeños estarán limpias y su cabello sano si no dejamos proliferar estas descamaciones, ante cualquier duda consultar siempre con vuestro pediatra o farmacéutico que os indicarán el tratamiento más adecuado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.