Limpiar o desmaquillar

El primer paso ante cualquier tratamiento cosmético es la higiene. Si queremos sacar el máximo  partido a los productos que utilizamos cada día para tratar nuestra piel, es básica la limpieza. En muchas ocasiones, simplemente, utilizando un buen producto de higiene podemos ver resultados espectaculares.

En la superficie de la piel se acumulan células muertas, secreciones grasas, toxinas que se liberan con el sudor, bacterias y microorganismos que nuestra piel acoge para mantener su equilibrio natural con el medio exterior. Y a todo esto le sumamos agentes externos, como puede ser la polución, restos de productos cosméticos, maquillaje… Necesitamos retirar todos estos restos, nos maquillemos o no, para que nuestra piel respire y penetren eficazmente los principios activos de los productos que nos vamos a aplicar.

Productos de higiene facial

Tenemos productos de higiene y desmaquillantes para todos los gustos: leche, tónico, gel, espuma, crema, agua micelar. En función del tipo de piel y nuestros gustos elegiremos el más adecuado. Importante limpiarse la piel por la mañana y por la noche, podemos convertir esta rutina en un momento placentero, nuestra piel quedará limpia, fresca y perfectamente preparada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.