Piel hidratada, piel bonita

  La piel almacena entre un 10 y un 20% de agua, imprescindible para ejercer su función protectora en el organismo y para mantener su elasticidad y turgencia, cualidades propias de una piel sana y bonita. Podemos perder agua cuando hace calor, por el sudor, pero es ahora en invierno cuando la piel acusa mayor sequedad, con el frío se produce cierta vasoconstricción que influye en la cantidad de nutrientes y agua que llegan a la piel.

          Diversos factores medioambientales, situaciones emocionales, cambios hormonales, toma de determinados alimentos y medicamentos, la contaminación, el tabaco o simplemente el paso del tiempo hacen variar el grado de hidratación de nuestra piel.
           Claramente, prevenimos el envejecimiento cutáneo con una buena hidratación. La piel bien hidratada es más firme, es más fuerte frente a las agresiones externas, frente a la oxidación que los rayos solares ejercen a lo largo de nuestra vida. Podemos decir, que hidratación, luminosidad y juventud van de la mano. La mejor rutina antienvejecimiento pasa por hidratación y protección solar.
Beber, al menos, 1,5l. de agua al día, es primordial en el propósito que hoy nos ocupa. Pero esto sólo, no es suficiente. Si queremos preservar y reponer el agua en nuestra piel necesitamos aplicar sobre ella productos hidratantes, productos que aporten agua, estimulen su transporte desde capas más profundas al estrato corneo y eviten su pérdida.
Sobre una piel bien hidratada, sea cual sea nuestro tipo de piel, conseguiremos sacar el máximo partido a cualquier producto de tratamiento que vayamos a usar con posterioridad. Una crema antiedad, un producto despigmentante , tratamientos antiacné, un anticelulítico, un autobronceador… Cualquiera que se os ocurra o que estéis utilizando, necesita previamente de una buena hidratación.
Descubre esta promoción en www.farmacosmetica.net

4 comentarios

  1. Paloma Hidalgo   •  

    Raquel, me encanta tu blog. Todos los días procuro mirarlo. Me resulta superinteresante. Felicidades.

  2. Raquel Aguado   •  

    Botellita de agua en el bolso, infusiones, zumos naturales de fruta… Cualquier ayuda es buena para aumentar la ingesta de agua, además de una buena hidratante diaria, no te olvides de exfoliar tu piel una vez por semana. En poco tiempo notarás un cambio espectacular.
    Abrazos!!

  3. Carmen Lilia   •  

    Hola que interesante la entrada, pero cómo mee cuesta beber agua…a ver así empiezo porqué yo tengo la, piel muy deshidratada….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.