¿Qué es la dermatitis?

Son muchos los clientes de mi farmacia que refieren padecer una dermatitis o eczema. Ambas enfermedades de la piel se refieren indistintamente y se caracterizan por inflamación, enrojecimiento y picor de la zona de la piel afectada.

Si bien, hablar de dermatitis, es simplemente hacer referencia a la inflamación de la piel, este término puede ir acompañado de multitud de adjetivos que completan la denominación de distintas enfermedades de la piel.

Dermatitis alérgica de contacto, dermatitis atópica, dermatitis seborreica, dermatitis del pañal, dermatitis herpetiforme… Todas estas enfermedades cursan con los síntomas anteriormente descritos, pero sus causas pueden ser totalmente distintas. Pueden intervenir agentes externos como desencadenante de sus síntomas, o procesos internos, incluso asociados a otras enfermedades que sean los desencadenantes de la dermatitis. Estos procesos pueden cursar con distinto grado de sintomatología y gravedad, así como aparecer de forma puntual o cronificarse en el tiempo.

La dermatitis atópica en los bebés y durante la primera infancia cada vez es más frecuente

Identificamos como síntomas comunes: el picor, el enroquecimiento, la inflamación y la descamación de la piel. En ocasiones también aparecen granitos o vesículas con agua en su interior.

Los tratamientos de estas enfermedades variarán en función de sus características y gravedad. Todos ellos coinciden en la utilización de productos adecuados para realizar la higiene e hidratación diarias, productos que respeten las peculiaridades de cada tipo de piel y sirvan de coadyuvante con el tratamiento medico prescrito por el especialista. El control del eczema y de sus síntomas puede recurrir al empleo de diversos medicamentos: corticoides tópicos u orales, antihistamínicos, inmunomoduladores tópicos, o medicamentos reservados para casos más graves.

Las dermatitis son, sin duda, enfermedades de las más proliferantes de los últimos años. Pueden presentarse episodios puntuales a lo largo de nuestra vida, o acompañarnos siempre con distinta intensidad. Identificarla, para poder tratar sus síntomas de la forma más adecuada es fundamental para intentar evitar situaciones de mayor gravedad.

Farmacosmetica.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.